La sesión se realizará en el formato online que consideres más adecuado para tus necesidades: videoconferencia, llamada telefónica, chat en directo o correo electrónico.

Mantendremos la sesión el día y la hora que hayamos acordado previamente.

Las sesiones terapéuticas tendrán una duración de 45 minutos, excepto la primera sesión en la que el tiempo será entre 45 y 60 minutos.

En el caso de terapia con adolescentes, la primera sesión se realizará con los padres o tutores legales.

Es necesario que cuentes con la tecnología necesaria para llevar a cabo la sesión de forma ininterrumpida.

Es recomendable que puedas estar en un lugar donde estés tranquilo y tengas el máximo de privacidad.

Esta modalidad terapéutica garantiza la misma calidad y puntualidad que las sesiones presenciales, por lo que es importante que también cumplas los horarios pactados y seas puntual.

En caso de querer anular una visita, es importante que lo hagas anteriormente a las 24 horas de la sesión concertada, de lo contrario se cobrará la sesión.