Hay cuatro formas básicas de comunicación online: videoconferencia, llamada telefónica, chat y correo electrónico.

Videoconferencia

 

Es la forma más extendida de terapia online, ya que es la más parecida a las sesiones presenciales. Terapeuta y paciente se comunican a través de las pantallas de sus dispositivos y conversan a lo largo de la sesión por Skype o FaceTime.

Para utilizar este modelo de comunicación solo hay que descargar el programa Skype en el ordenador, tablet o smartphone y crear una cuenta de usuario según indican las instrucciones. En el caso de FaceTime para dispositivos Apple ya viene configurado de serie. Es recomendable realizar una prueba de sonido antes del día de la sesión para confirmar que la aplicación está bien configurada.

 

Llamada telefónica

 

Es una modalidad útil para personas que no dominen el resto de dispositivos tecnológicos y opten por utilizar el teléfono por su facilidad de uso.

También es adecuada para gente que tenga algún tipo de dificultad visual para usar pantallas, individuos que prefieran mantener su anonimato o  personas que simplemente prefieran este medio.

 

 

Chat

 

Este tipo de comunicación consiste en mantener una conversación por escrito en tiempo real utilizando algún programa de chat como Messenger, Facebook, Whattsapp o similar. Es menos utilizado en terapia porque el ritmo de comunicación es más lento. Sin embargo, puede ser una opción excelente para quien no pueda hablar, de forma puntual o permanente, para quien tenga dificultades auditivas o para quien se sienta más cómodo expresándose a través de la escritura.

Es necesario tener instalado el programa de chat acordado y saber cómo utilizarlo antes de iniciar la primera sesión.

 

Correo electrónico

 

Esta vía de comunicación es la de elección en caso de consulta de orientación. Una persona puede tener dudas o un problema puntual y querer consultarlo con un especialista en la materia para que le oriente, sin que sea necesario establecer un vínculo terapéutico ni una continuidad en las sesiones.

El email es también una herramienta de comunicación para que terapeuta y paciente se comuniquen entre consulta y consulta de la forma que hayan acordado.