Las personas que cambian sus vidas de forma significativa,
¿qué es lo que hacen?

Pues verás.

Para esta pregunta es evidente que no hay una única respuesta.

Pero todas esas personas tienen algo en común: son capaces de desactivar sus barreras mentales.  

Cada una de ellas por diferentes motivos.

Unas pasan a la acción porque hay algún detonante en sus vidas que les hace reaccionar.

A veces es un accidente, una enfermedad, algo que les impacta de manera profunda y que hace que se replanteen todo. 

Otras cambian porque llegan a un nivel de sufrimiento que no pueden seguir soportando.

Estos casos suelen ser los más duros, pero como la persona no tiene vuelta atrás, acostumbran a ser cambios que se mantienen en el tiempo.

Otras incluso se tiran a la piscina porque están motivadas. Aunque te adelanto que cambiar solo por motivación es muy difícil de consolidar.

Para muestra tienes el clásico «el lunes empiezo» que tan pobres resultados da.

Las grandes transformaciones no se consiguen solo por estar inspirados y de buen humor. De hecho, los resultados suelen ser decepcionantes a medio-largo plazo.

Luego están las personas que cambian porque lo de siempre ya no les llena. Porque quieren algo más. Porque desean evolucionar y pasar a una nueva etapa.

Todos deberíamos poder experimentar esa sensación de querer progresar. Si la conoces, sabes lo beneficiosa que es. 

En todo caso, sea cual sea tu situación, desde la psicología te puedo enseñar a avanzar hacia una vida más acorde con lo que consideras importante en estos momentos.

¿Cómo?

Pues de inicio no te prometo que en un fin de semana intensivo vayas a transformar tu vida.

Si alguien te cuenta que en dos días vas a dejar atrás el dolor para siempre, huye. En serio, te está mintiendo. Te está vendiendo HUMO. Sin ninguna duda. Nadie cambia en un fin de semana. 

Tampoco te aseguro que alcances tus objetivos en tres meses. 

Ni que vayas a conseguir cambiar sin esfuerzo.

Ni siquiera que vayas a lograrlo porque eso básicamente no depende de mí, sino de ti.

Pero… Sí que puedo afirmar con rotundidad que los cambios significativos son posibles.

Y cuando llegan a tu vida de forma consciente, trabajada y profunda, ya no quieres volver a lo de antes.

Al contrario, quieres ir a más y a mejor. Porque ya no te conformas con menos.

Sobre todo porque sabes que si has podido mejorar en un aspecto de tu vida, también puedes hacerlo en otros

Y ahí es donde comienza algo parecido a la magia. No porque haya ningún truco, para nada, sino porque realmente te das cuenta de que construir una vida a tu medida y como tú deseas es posible. Y si otros pueden, tú también.

Grábatelo a fuego: si otros pueden, tú también.

Para pasar a formar parte de mi lista de suscriptores y recibir mis consejos diarios sobre cómo cambiar, es aquí:

Al suscribirte vas a recibir el e-book «El fracaso es tu mayor maestro».
 
Además, mando un email TODOS LOS DÍAS sobre psicología y desarrollo personal. En ellos ofrezco mis productos, servicios y ofertas especiales para suscriptores. Si te cansas, puedes darte de baja en cualquier momento. 
 
 

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Getresponse, proveedor de email marketing. Getresponse también cumple con el RGPD, por lo que todo está protegido y amparado por la ley.