Potomanía: síntomas, causas y tratamiento

potomanía

La potomanía, también llamada polidipsia psicogénica, es el deseo de beber grandes cantidades de líquido sin que haya sensación de sed. El líquido, que habitualmente es agua, es ingerido de forma compulsiva como resultado de un trastorno mental.

La potomanía no está incluida en el Manual diagnóstico y diferencial de los trastornos mentales (DSM-V), pero según su sintomatología y, para algunos autores, podría estar dentro de los trastornos alimentarios o de la ingesta de alimentos no especificado. Para otros especialistas, en cambio, podría incluirse dentro de los trastornos de control de impulsos no especificado.

Es importante diferenciar que la polidipsia psicogénica de la polidipsia sin más, ya que esta última se refiere a un aumento anormal de la sed que lleva al paciente a ingerir muchos líquidos. Es frecuente en el caso de personas diabéticas, en otros trastornos orgánicos o también como efecto secundario de algunos medicamentos o tóxicos.

En otras ocasiones, la potomanía también es confundida con la dipsomanía. Esta última se refiere a la tendencia compulsiva a consumir bebidas alcohólicas.

¿Qué nos pasa cuando padecemos potomanía?

Cuando una persona padece potomanía e ingiere grandes cantidades de líquido de forma compulsiva, lo primero que experimenta es una sensación de alivio. Pensemos, por ejemplo, en una persona adicta al tabaco y la sensación que le generan las primeras caladas. Guardarían un cierto paralelismo.

Sin embargo, no poder consumir líquido puede hacer que la persona sienta un gran malestar emocional. Ese deseo de beber líquido domina su vida, al igual que le puede suceder de manera parecida a alguien que padece una adicción al tabaco, por ejemplo.

Así que sufrir potomanía puede causar un malestar clínicamente significativo y deteriorar áreas claves de la vida de la persona como pueden ser la laboral o la social, dado que en muchas ocasiones la persona se ve condicionada por el trastorno.

Síntomas principales

Las personas que sufren potomanía pueden consumir una cantidad ingente de agua, lo cual es muy peligroso, ya que puede llegar a ser mortal en casos extremos. Algunos de los síntomas que puede causar el consumo excesivo de agua son los siguientes:

  • Dolores de cabeza.
  • Fatiga.
  • Cansancio y somnolencia.
  • Dificultad de concentración.
  • Náuseas.
  • Alteración de la función renal.
  • Insuficiencia cardíaca congestiva debido a la falta de potasio.
  • Hiponatremia (alteración del funcionamiento del cerebro debido a la baja concentración de sodio).
  • Convulsiones.
  • Coma y muerte.

¿Qué causa la potomanía?

Descartando las causas orgánicas de la polidipsia que pueden causar sed real, como la diabetes o el consumo de algunos medicamentos, las causas de la polidipsia psicogénica son mayoritariamente de origen psicológico. Las más destacadas son las siguientes:

  • La anorexia nerviosa. El agua es muy saciante y las personas que padecen anorexia compensan a menudo el consumo de alimentos bebiendo agua, lo que puede causar potomanía. También puede manifestarse en otros trastornos de la conducta alimentaria.
  • Vigorexia. Los sujetos vigoréxicos viven de forma obsesiva el cuidado del cuerpo y en ocasiones pueden llegar al exceso de consumo de líquidos porque consideran que, a más cantidad, más beneficios para la salud.
  • Ortorexia. Las personas que se obsesionan por comer únicamente alimentos saludables e hidratarse correctamente, también pueden llegar al extremo de sufrir potomanía.
  • Trastornos psicóticos y demencias. Algunos trastornos como el bipolar, la esquizofrenia o la enfermedad de Alzheimer pueden propiciar su aparición.
  • Trastornos de la personalidad. La potomanía puede manifestarse en aquellos trastornos de la personalidad que presenten más rasgos neuróticos e hipocondríacos.

Tratamientos principales

La potomanía es tratada principalmente desde el tratamiento psicológico. Sin embargo, es importante destacar que en casos extremos la asistencia médica y farmacológica son prioritarios, dado que la persona puede presentar un cuadro de gravedad para su salud.

Una vez estabilizados los síntomas más graves, es altamente recomendable que la persona acuda a tratamiento psicológico de mano de un experto en salud mental. Uno de los más efectivos es el tratamiento cognitivo conductual.

Una técnica muy habitual en terapia es la reestructuración cognitiva. Con ella se enseña al paciente a cuestionar sus creencias distorsionadas e irracionales hacia el consumo excesivo de agua.

Otras técnicas que suelen funcionar muy bien son las relacionadas con reducir la ansiedad, como por ejemplo la relajación muscular progresiva de Jacobson o técnicas de respiración profundas. Estas pueden ayudar al sujeto a autorregularse mejor cuando tenga deseos de consumir agua.

Otra técnica cognitiva usualmente utilizada es la exposición con prevención de respuesta. Esta técnica es usada habitualmente para tratar personas que padecen compulsiones derivadas de un trastorno obsesivo-compulsivo, y es también utilizada aquí porque la potomanía guarda ciertas similitudes con el TOC.

De igual manera, resulta muy útil para el paciente analizar qué le puede haber llevado a tal situación. En muchas ocasiones este tipo de trastornos tienen un origen en el malestar emocional que sufre la persona, y ayudarla a gestionar otras dificultades puede mejorar mucho la evolución del trastorno.

Beber agua es saludable, pero sin excederse

Como hemos comentado, la potomanía es un trastorno que puede llegar a tener consecuencias extremadamente graves. Por esa razón, es importante que, si la sufrimos o alguien cercano la padece, no le restemos importancia.

Un consumo adecuado de agua es fundamental para la salud, pero siempre y cuando no excedamos las recomendaciones diarias. Así que una intervención a tiempo puede evitarnos muchos problemas médicos, además de todo el padecimiento psicológico que comporta la potomanía en sí.

Si quieres recibir más reflexiones, anécdotas y estrategias para sobrellevar mejor la vida cotidiana, puedes registrarte aquí.

Artículo original publicado en La Mente es Maravillosa

Montse Armero

Completa tus datos
Nombre:
Email:

Overlay Image
Completa tus datos
Nombre:
Email: